Cómo sobrecalentar Xbox One X

Los juegos, en esta era moderna, juegan un papel vital en nuestras vidas. La industria del juego es una industria multimillonaria y cada año se lanzan cientos de juegos para PC y consolas. Sin embargo, hay ciertas cosas que se pueden poner en su camino para evitar que use sus consolas. El sobrecalentamiento sería una de estas cosas. Xbox One fue diseñado por Microsoft pensando en el flujo de aire. Sin embargo, todavía hay algunos usuarios que se encuentran con este problema y sin la razón correcta, esto puede ser frustrante.

Xbox One X.

Si su consola se sobrecalienta, esto significa que su juego se debilitará o tartamudeará al minimizar los marcos, congelarse de la nada o, a veces, colapsar. En tal caso, lo genérico es reiniciar la consola y lanzar el juego nuevamente, sin embargo, desafortunadamente, eso no solucionará el problema. Entonces, en este artículo, le brindaremos una descripción básica de las causas del problema y los remedios para volver a la acción.

¿Qué causa el sobrecalentamiento en Xbox One X?

Su consola se calienta cuando el calor que genera a partir de la corriente suministrada no se disipa correctamente. Por lo tanto, naturalmente, su consola sube debido a la presencia del calor extra. Estos fenómenos pueden deberse a las siguientes razones:

  • Rejillas de escape o paneles laterales bloqueados: El equipo desarrolla una consola teniendo en cuenta el flujo de aire. Cuando las partículas de polvo o cualquier otra cosa se bloquean en el escape diseñado del calor que se produce, el calor no podrá disiparse y, por lo tanto, su consola se sobrecalentará.
  • Pegar térmica en la CPU: En algunos casos, la pasta térmica aplicada al procesador de la consola puede causar el problema de sobrecalentamiento. Esto ocurre cuando la pasta térmica no se extiende correctamente sobre la CPU o cuando sale del procesador y genera más calor.

En el futuro, encontrará algunas posibles soluciones que lo ayudarán a evitar el sobrecalentamiento.

Solución 1: Rejilla de escape y paneles laterales

La Xbox One X viene con un sistema de enfriamiento que evita que su consola se sobrecaliente. Sin embargo, si aún enfrenta el problema, puede verificar dos áreas en su consola para asegurarse de que el calor se disipe correctamente. Primero, en la parte posterior de su consola, encontrará una rejilla de escape. Estos están diseñados para disipar la mayor parte del calor generado aquí. Asegúrese de que no esté cubierto con partículas de polvo para que el calor salga de la consola correctamente.

Rejilla de escape de Xbox One X.

En segundo lugar, en el lateral de su consola Xbox One X, encontrará pequeños agujeros. Estos pequeños agujeros fueron diseñados con el mismo propósito; para permitir que el calor se disipe. Por lo tanto, verifique que los orificios estén limpios y libres de escombros.

Panel lateral de Xbox One X

Solución 2: Evite la luz solar

En algunos casos, el calor se disipa correctamente pero la consola se sobrecalienta. Esto puede suceder si se coloca donde la luz solar pueda alcanzarlo directamente. Los rayos que llegan a su consola proporcionarán calor adicional y, por lo tanto, su consola se sobrecalentará. Por lo tanto, asegúrese de colocarlo en un lugar oscuro donde la luz directa no pueda alcanzarlo.

Solución 3: ventilación inadecuada

Si ha colocado su consola en un área cerrada donde puede llegar suficiente aire a su consola y el calor no tiene adónde ir, entonces esto puede calentarla. Por lo tanto, se recomienda que coloque su consola en áreas cerradas como armarios, etc. Para que llegue suficiente aire a la consola.

Ventilación Xbox One X.

Solución 4: desconecte su consola

Finalmente, si ha seguido todas las soluciones anteriores y el problema persiste, entonces es hora de desenroscar los tornillos y darle una mirada al interior. En caso de que no tengas confianza, llévalo a una tienda para que los expertos puedan hacerlo por ti. Si está seguro, retire la cubierta de su consola y observe el procesador. Si la pasta térmica se extiende por todo el lugar, deberá retirarla y aplicar una nueva pasta térmica.

VUELTA Xbox One X.

En caso de que no haya problemas, debe verificar el ventilador y asegurarse de que todo funcione correctamente.